Friday, February 24, 2012

Monday, February 20, 2012

EL PATINADOR


Hace algún tiempo escuchaba mucho jazz.
Allí, en uno de esos discos raros, me encontré al niño de la chistera.
Era un pequeño duende que miraba serio.
El otro día creí volverlo a ver patinando, en un cuadro al óleo que mis amigos tenían colgado en casa. Me pareció el mismo niño patinando con esa chistera que le venía grande.


Es la representación más pura de la ligereza, me dije.
La ligereza, dijo Erich-Emmanuel Schmit, es una ética. Como también dijo que rezaba para olvidarse de sus peticiones. Tendemos tanto a la queja...Un niño patinando es la felicidad, la inocencia. Aunque vaya tan serio con su sombrero de copa.
La vida es frágil y efímera como la infancia, como el hielo del lago, como el dibujo de los patines al hacer una pirueta. Y parece que al patinar uno vaya silbando alegre, a pesar del frío.
Luego, buscando el cuadro en la red, resulta que el patinador no es un niño. Es un reverendo escocés del siglo XIX. Vaya. Pero para mi, desde que lo contemplé en casa de mis amigos, el que patina es un niño, con traje de gala y chistera, como el pequeño príncipe de mi disco de jazz.
Y esa imagen liviana, fugaz, eterna es para mí la imagen misma de la gracia, la gracia con que quisiera yo poder atravesar la superficie a veces helada de la vida.
Durante un tiempo me dedicaré a escuchar ese silencio del lago, a escuchar el aire y el ruido de las cuchillas, a escuchar la canción que silba el patinador, a imaginar sus elegantes movimientos y a soñar la risa de ese niño serio.

Friday, February 17, 2012

TROMPAS

Doscientas trompas sin elefante.
Como un juguete roto.
Queda la trompa extendida en el suelo junto a un monstruo sin cabeza.
Como una gigantesca lombriz ciega abandonada.
Como el macuto arrugado de un soldado de permiso.
Tus colmillos valen el doble que tú, elefante.
Los elefantes llevan las muelas de oro y mueren, como algunos, por la boca.
Veinte colitas graciosas han quedado colgando de las moles tiesas de los gigantes descabezados.
No os acerquéis al hombre, recordad con vuestra prodigiosa memoria su infinita codicia.
Valéis más muertos que vivos, queridos paquidermos.
No os han dejado morir de viejos, no pudisteis ir a morir a vuestro sitio secreto,
al pudridero elegido por vuestros antepasados para dejarse morir en paz.
Habéis quedado expuestos al sol, con esos corpachones que se hinchan y se pudren a la intemperie,
vosotros, tan pudorosos en vuestro morir.
¡Que entierren todas esas trompas!
¡Que no las vean los niños del mundo!
Que sigan soñando con el Libro de la selva, cuando ya no haya selva, ni tigres, ni elefantes.
Y solo queden trofeos decorando con gusto grotesco y cruel los salones de los cazadores de trofeos.
Con sus alfombras de piel de cebra desollada y sus ceniceros de mano de chimpancé crispada.
Toda esa casquería sigue teniendo su mercado floreciente
y el oro va dejando el suelo lleno de tristes trompas solitarias.

(A los doscientos elefantes masacrados en Camerún)

Thursday, February 16, 2012

ASÍ NOS PAGA



Era una niña
Un golpe más...y otro...y otro.
nos necesitaba a su lado
No puedo más ¡vamos!
otro golpe...¡sigue!
Era feliz con nosotros
¿Por qué hago esto?
¡No quiero! Mis amigos...
¡Vamos!
Estabais orgullosos de mí
No puedo...
Un torneo más, otra ciudad.
Mi vida...
Sólo queremos lo mejor para ti
Otro golpe...otro
No soy un bicho raro
No te conviene
¡Aguanta! ¡Vamos!
Otro golpe...sigue...
pelota de set.
Solo quiere tu dinero
¡Vamos! ¡Aguanta un poco más!
Soy digna de ser amada
Nosotros lo sacrificamos todo
¿Y mi vida?
Era una campeona
Y así nos paga

Friday, February 10, 2012

ESPACIO

Vivir alegre, con la sencillez franciscana de esas florecillas que aprovechan para lucir sus colores cualquier ínfimo espacio de tierra. La ciudad tiene esos espacios de quietud suya y de calma suya, viviendo entre las rendijas de la prisa.

Thursday, February 09, 2012

DESPIERTO


EL HOMBRE TRANQUILO

Me despierto soñando con un sitio
que no conozco y al que llamo Irlanda.
Ni ganas de pedirme explicaciones.
Soy rápido olvidando, pero creo
que vivíamos juntos y sabía
que tú eras, cómo no, muy desdichada.
Tú, otra vez, en mi sueño... Entiendo
aquella sed de alcohol, los insaciables días
que nos exigen más de lo que damos,
pero tú... Si hace siglos que ya ni me maldices
y al que yo fui contigo lo mataron
los años... Todo huele a tabaco como siempre.
Es sábado. No hay prisa. Estoy dormido.
Y las palabras
Irlanda, el Eriúgena, Tom Waits,
no sé por qué,
no se las lleva el agua del lavabo.
Son días de septiembre, eras hermosa,
y me aburro sintiendo, interminablemente,
la verdadera vida en otra parte.

Poema de Antonio Cano Ortíz





Sunday, February 05, 2012

DESCUBRIENDO A WISLAWA SZYMBORSKA

Estos días, bajo cero en temperatura y vitalidad, iba paseando por los blogs amigos, con ganas de hablar con alguien, con ganas de alguna caricia en esas horas bajas que uno tiene, en que quisiera que alguien le cogiera la mano y le consolase, le acariciase la cabeza y le dijera pobrecito mi niño. Los mayores ya no tenemos ese privilegio de los niños cuando enferman, de tener una madre al lado que nos cuide y solo nos queda la autocompasión y el aguantoformo. Los niños no lloran y uno no es una buena compañía cuando está mal. A esto que en el blog de Jesús Miramón descubro a Wislawa Szymborska y me entero de que es una escritora polaca de culto, premio Nobel de 1996 y que ha muerto el mismo día de la entrada anterior en que yo buscaba un camino para renacer. Me pongo a buscar información en la red y a leer sus poemas. Leyéndolos, me doy cuenta de que ha llegado a mi como una respuesta a mi llamada, a través de un amigo, cuando ella se va yo llego a su poesía y lo que leo me es muy cercano, muy personal, casi íntimo. Es como esa caricia que necesitaba, esa sonrisa bienhumorada que me ha hecho compañía estos días al pie de mi cama. El renacimiento puede ser esto -me digo- el renacimiento puede ser imitar a Wislawa, porque su modo de vivir y sentir las cosas me muestran un camino que reconozco. Y entiendo lo que dice Jesús: sus poemas comunican una presencia personal. En los poemas está ella, se puede conversar con ella, convivir con ella. Es el poder de una escritura directa, sencilla, profunda e íntima en la que, como he leído a algún crítico, las palabras se unen con un sencillo hilo y se elevan al cielo como una cometa. Por cierto, los blogs sirven: gracias Jesús. Foto: Collage de WS

Wednesday, February 01, 2012

NENÚFARES

Hace mucho frío y estoy griposo. Me duele al tragar. Es como si volviese a la infancia. Las anginas y la fiebre. Entonces me quedaba acostado. Hoy, mientras me preparo para ir a la oficina, está en mi cabeza la palabra "RENACIMIENTO". Quizás porque ayer leía que el Gobierno del PP va a hacer la "Contrareforma". Quizás, también, porque el otro día alguien decía: "soy cristiano pero creo en la reencarnación", que es como un renacimiento. Es bonito creer en la reencarnación. Pero es también bonito pensar en el Renacimiento. Una época oscura da paso a otra de esplendor. El Renacimiento vuelve a poner al hombre en el centro de todas las cosas. Sería bonito que el hombre volviera a ser el centro de todas las cosas y no las agencias de calificación y los bancos. Ya no existen mecenas, sólo hombres ricos. El Renacimiento era una época brillante. Su color sería el naranja o el amarillo, colores cálidos. Pero hoy hace frío, mucho frío. Y estoy febril. El día de hoy tiene color azul, un color de la gama fría. El color de la noche. Un color triste y bello. Como los nenúfares de Monet. Un cuadro frío. Los nenúfares, que viven sin tierra propia, como yo, flotando en el agua fría de un estanque. Aguas quietas. Aguas muertas. Vuelve a mi cabeza y a mis labios la palabra "Renacimiento". Quiero renacer. Renacer después del diluvio, con el primer rayo de sol y el primer ramo de olivo en el pico de una paloma. Con el arco iris de la totalidad de los colores. Van a bajar un día las aguas que nos están ahogando. Vamos a volver a sentirnos en el centro de la vida. Vamos a emanciparnos y recuperar la libertad de los ciudadanos renacentistas, la libertad de la cultura y el humanismo. Los nenúfares serán anaranjados otra vez y flotarán en un estanque dorado. Pienso (sueño): "Renacimiento". .