Saturday, December 15, 2007

PIEDRAS JUNTO AL MAR


Nos alojamos junto al mar. Allí, al lado del hotel, se levantan los menhires: las grandes piedras solitarias, han abandonado su aislamiento, y forman un grupo, hecho de individuos diferentes. En el centro de cada bloque se ha abierto una ventana por la que puedan circular los vientos marinos. La piedra cede y deja parte de su dureza, y se hace porosa, y parece comunicarse con las otras piedras cercanas, a través del hueco abierto en el lugar donde estaría el corazón. Con esa abertura en medio, el menhir ha dejado de ser un monumento funerario, ha dejado de mirar al cielo (absorto y desafiante) y ha bajado a la tierra, al encuentro de sus semejantes, y forma una comunidad, hecha de relaciones pétreas. El espíritu arrogante ha cedido para abrirse a la corriente que fluye, que entra y sale, renovándolo todo cada día.

Por allí hemos paseado esta mañana y nos hemos contado las ventanas, ahora puertas, que cada uno de nosotros ha ido abriendo durante estos dos años. Y hemos mirado juntos al mar, hacia las olas, a la gran Torre próxima, cuyo cimiento es la cabeza de un gigante. Sobre los restos de la lógica se alza el mito. Allí, al partir, nos intercambiamos un libro que ninguno habíamos leído y que podría contener alguna clave para añadir a este encuentro tan esperado.

Ahora, de vuelta, y para cuando regreses, escribo esto. La clave está -ya he leído el libro- en el hueco. Ese hueco, hecho de pérdidas, de desapariciones, que nos ensancha y ahonda. Ese hueco que -por lo mismo- está lleno de contenido. Lo que desaparece, se queda para siempre. Lo que un día tuvimos, nadie nos lo puede quitar.

La esencia del mito es vivir en lo invisible (dice Leonardo Sciascia). Tú y yo hemos ido creando nuestro propio mito, al escribirnos y al leernos. Y esa vida invisible continúa abriendo huecos en la otra (la real, la cotidiana), aligerándola y haciéndola esponjosa, rica, aventurera y mágica. Y así, cimentado sobre los escombros de la lógica, se ha ido alzando un faro que nos ilumina. Remando hacia la luz y hacia la vida, deseo para nosotros que nos siga circulando la magia, por entre las rendijas de la realidad.

Fotografía: Carmen Martinez Torrón

http://superkarmen.blogspot.com/

14 comments:

  1. casi nada de lo que sentimos puede dibujarse, casi ninguna de las sensaciones puede describirse...cada uno somos un menhir con un hueco donde depositar las emociones....en ese bosque de piedras el viento como buen mito deja su dolor y su amor en las oquedades...saberlo escuchar traspasando la piedra es una manera de alimentar el alma...saludos y abrazos Francisco.

    ReplyDelete
  2. Me parece que lo has descrito y lo has dibujado maravillosamente. Saber escuchar al viento traspasando la piedra, dejarle que deposite su dolor y su amor en nuestras oquedades. Es precisamente ese mi deseo. Gracias por acompañarme en él, como dos piedras cercanas. Abrazos.

    ReplyDelete
  3. Olvido11:09 AM

    Se alojaron junto a la esencia del viento
    Allí donde el hueco esperaba una corriente
    de palabras,
    resbalando sobre las rocas
    Vieron la sonrisa de lo invisible
    Y los ojos y las bocas.
    La escritura tomó forma
    y se agarró al cuerpo,
    a las pestañas
    al sonido de unas voces.
    Ya eran.

    Un abrazo

    ReplyDelete
  4. grato tur de bloggger ,buena pluma decian en mis tiempos , saludos desde el maule. chile una pintora que cree en la fuerza de la palabra y la magia de las imagens creadas a media luz ,todo lo que sentimos se puede dibujar , lo dice una pintora

    ReplyDelete
  5. Siempre hay que volver a la magia.

    Besos gordos. Qué días...!!

    ReplyDelete
  6. No sabía qué decir, Olvido. He vuelto varias veces a tu poema que me parece bellísimo: la escritura tomó forma. Así es. Un beso.

    ReplyDelete
  7. Para tí amiga de Chile, un saludo transoceánico, añorando esta tierra a pesar de no conocerla. La poesía puede unir continentes.

    ReplyDelete
  8. Querida Meiga de Hojalata: espero que recuerdes hacer el conjuro que sabes y así pueda mi espíritu presentarse a la cita del Bar Noé para brindar contigo por el Año Nuevo. Besos y mucha felicidad.

    ReplyDelete
  9. Mertxe2:04 AM

    Hacía días que quería pasarme por tu blog y hoy, mientras me tomo el segundo cafecito de la mañana ya casi preparada para salir, vengo a visitarte.

    Te he leído con muchísimo agrado, tanto que he podido respirar dentro tu cavidad. Hablabas de otra vida dentro de tu vida, ¿verdad? Cómo te envidio.

    Mis saludos, Francisco.

    ReplyDelete
  10. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  11. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  12. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  13. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete