Wednesday, December 24, 2008

HOY NACE UN NIÑO


Va a nacer entre los más pobres, pero es Dios. El todopoderoso elige hacerse todomenesteroso. Y quiere estar ahí, con los más humildes, con los pequeños del Mundo. Desde entonces podemos encontrarlo en la debilidad (en lo débil que hay también en cada uno de nosotros). En mi debilidad, te haces fuerte Tú.
Feliz Navidad.
Foto: Maternidad en Cité Soleil. Cristina de Middel (Haití)

11 comments:

  1. Ayer hablaba con nuestro común amigo Joaquín de tí. Que tengas abrigo sufucuente en el corazón duarante estos días.
    Saludos.

    ReplyDelete
  2. Gracias Víctor, para tí también deseo lo mismo. Feliz Navidad.

    ReplyDelete
  3. ¿Desde cuando está dios con los humildes, los pequeños del mundo? Yo sólo le he conocido con los fuertes…lo peor de los pudientes. Completamente de acuerdo con: “en mi debilidad, te haces fuerte tú”. Eso se llama Etología, Darwinismo, Leviatán.

    El todopoderoso se hace menesteroso, no sé, no sé. Creo que eso lo inventaron los cristianos para forzar la profecía de ¿Ezequiel?, y que naciera en Belén en un establo. Desde luego yo no le he encontrado nunca entre los pobres. Por el contrario, los ricos (esos que no pueden pasar por el ojo de una aguja) tienen abierta la cancela del bienestar y la riqueza de par en par. Eso sí, a costa de los menesterosos. Jolines, que bien se debe vivir con fe.

    Francisco: De lo que no me queda duda es de que eres buena gente, y con eso me apaño.

    Esta noche brindaré por ti y los tuyos.

    Fuerte abrazo amigo

    ReplyDelete
  4. Bueno Aviador, vale. Ese enfado con Dios es buena cosa: santa ira. Jesús estuvo con los proscritos (leprosos, por ejemplo) y los que le sigan han de seguirle ahí, con ellos (que los hay y muchos), y tienes razón: la codicia, es el pecado de los ricos y no hay ojo de la aguja suficientemente grande para que pasen por él: nunca se contentan (¿son más felices? creo que no). A mi me consuela pensar que la felicidad viene por otro lado. Recibe un fuerte abrazo.

    ReplyDelete
  5. Feliz Navidad. La foto es preciosa.
    Un beso fuerte.

    ReplyDelete
  6. Siempre unidos, Princesa. Un beso. Feliz Navidad.

    ReplyDelete
  7. Amigo Francisco. Me siguen sorprendiendo ustedes los cristianos por su perseverancia ciega en el mito. Un mito que se descalificó hace tiempo, como tantos otro, eh, y que como todos los mitos hace a varias aguas, sirve para todos los aprovechados que tocan poder y se adecúa a una interpretación maniquea de la existencia. No me preocupa el mito en sí, sino la utilización amoral o con un concepto moral sui generis que casi todo el mundo hace de un relato sobre lo que nunca aconteció in situ, pero que recogía anhelos, tradiciones orales (ojo, el cristianismo, y sobre todo el primitivo, está a rebosar de otras tradiciones culturales de una antigüedad ya desaparecida, pero no gusta hablar de ello) y direcciones que la marcha de los acontecimientos en la historia benefició. En fin,respeto a cuantos son felices en su fuero interno con el cuento y le da fuerza interior (la vida tiene tantos rostros de ficción, ¿verdad?) pero desacredito y denuncio a ese sector que lo usa como justificación de su Poder (Vaticano y etc.) Como símbolo de renovación, la Navidad se me queda corta, limitada e insuficiente. Hagamos un Renacimiento cada día, cada hora, cada actitud, cada intención, cada práctica. Por lo demás, disfruta si es tu goce creer en ello, pero recuerda que la vida va más allá de la literatura y el dogma...

    Comparto la rabia del Encapotado, pero por favor, Francisco, que yo te aprecio, no nos hables de la santa ira, que me recuerdas al Opus. Una de las cosas que menos soporto es que la Iglesia se crea con derecho a ser la exégeta del mundo y de los hombres. Ni ella ni ninguna ideología política o eligiosa lo es. Si hay interpretaciones, que las hay, van por otra parte: etología, antropología, biología, etc. etc. Y también son limitadas, pero aportan luz.

    Un abrazo de humano y hermano, por lo tanto. La vida es de todos.

    F.

    ReplyDelete
  8. Por cierto, ¿qué es eso del enfado con Dios? Dios, en todo caso, no es sino la soledad de los hombres. Eso es lo que me hiere. Pero que cada hombre sepa y sea decidido para hacer frente a su propia soledad. Se puede.

    Un abrazo sincero.

    ReplyDelete
  9. Enfin. A mi me gusta creer en eso, en que hay mensajes, señales, en que hay algo ahí a nuestro lado, en que no todo se pudre en la tumba...Uno corta su traje a su medida, quizás, y a mí me gusta ese traje. A mí me gustan pensar que no estamos solos, que hay un para qué. Pero es algo que no necesariamente comparten los otros y me parece bien que cada uno elija cómo quiere pensar la vidad, si eso les hace sentirse mejor (el realismo), mejor. Es una opción. Pero yo prefiero -juguetonamente- la otra, el guiño. Que seas feliz. Un abrazo.

    ReplyDelete
  10. fackel6:30 AM

    Con mi más profundo respeto, Francisco, no te molestes por mi radicalidad. Discrepo pero no obligo a nadie a que acepte mi escepticismo, sólo pretendía polemizar. Piensa que mi pasado sí estuvo condicionado y machacado por quienes pretendieron que pensáramos como ellos (a buen entendedor...) Y buscar otro horizonte es arduo y lleva toda la vida, pero a mi me gusta, y no m espanta la Nada posterior. Todo lo que me hiere y me insatisface está en esta vida.

    Salud y fortaleza para ti en 2009. Lo demás se nos dará -con un poco de azar favorable- por añadidura.

    ReplyDelete
  11. Feliz Navidad, Francisco, de esta agnóstica que a veces también reza.

    Un abrazo.

    ReplyDelete