Wednesday, April 25, 2007

DEJAD QUE LLORE EL MUCHACHO


"No pienses que tiene nada contra ti,
si te atropella por la calle y no te dice adiós,
es porque no te vió
no hables de ingratitud.
Sabes que estima tu compañía en lo que vale.

No es que se haya vuelto imbécil de repente,
a juzgar por esa estúpida sonrisa.
Ni creas que se confunde si te llama Margarita.

Es difícil, pero trata de entender
que no se le rompe el alma aunque le veas llorar,
ni juega sucio por no decir la verdad,
ni oculta nada porque esconda algunas cosas.
Dale tiempo y disculpa la soberbia
de quien se siente un hombre afortunado.
Dejad que cante el muchacho
ese que se ha enamorado".


Joan Manuel Serrat cantaba esta canción en el disco que nos regalásteis al marchar. "La distancia es el olvido", pero no fue así entre nosotros. Nos dejamos en prenda estas canciones que, juntos, escuchábamos entonces y que nos emocionaron juntos. Eramos, en aquellos días (recién casados), los enamorados del poema. Hoy, los padres que sufren cuando ven llorar a su hija (que no sabe por qué llora) y que quisieran creer que no se le rompe el alma aunque la vean llorar, porque pasaron antes que ella por ese trance desolado de la adolescencia. Y saben de ese primer amor que no llega, o del otro que marchó. O se ven reflejados en la soberbia de un hijo, que no se digna mirar a sus padres. Así sufrirían también ellos con nuestro silencio, con nuestra inseguridad, nuestras tristezas, sin poder tampoco -nadie puede- aliviarnos el dolor.

5 comments:

  1. Guau!!! que recuerdos tan emotivos me vienen a la memoria cuando he visto esa foto de Serrat.
    Cuando yo era adolescente pensaba que mis padres no se enteraban de nada, si lloraba o si me había sucedido algo desagradable durante el día.
    Que ilusa era, ahora cuando miro a mis hijas por su expresión veo si algo no funciona, claro que no se el fondo del problema, pero intuyo que pasa alguna cosa.
    También yo ahora entiendo la inquietud de mis padres cuando me veían los ojos enrojecidos, no preguntaban y por lo tanto yo imaginaba que no se daban cuenta.
    Cuando no te llega ese primer amor crees que no lo vas a encontrar jamás.
    Cuando se va ese primer amor crees que es el fin del mundo.
    Que torbellino es la adolescencia, de todas formas tengo un bonito recuerdo de la mia.

    ReplyDelete
  2. Siempre nos dijeron: cuando os toque a vosotros nos entenderéis. Es que lo que uno no vive no se lo pueden explicar. No sé si habrá mayor dolor que ver a un hijo triste, o solo en un rincón del patio del colegio, mientras otros niños saltan, ríen. Al que le toca esto dice ¿por qué mi niño es así, diferente? Pero es que no podemos decir esto. Un hijo no es para los padres. Es alguien muy especial, para sí mismo. Y por eso esta canción me provoca la ternura: es que está enamorado...hay que aguantar el tipo, porque todo eso que pasa por dentro de esa persona no va contigo. Y no te queda más que estar ahí esperando...santa paciencia.

    ReplyDelete
  3. Sabes el fallo que creo tenemos los padres?
    No darnos cuenta de que los hijos son personas independientes y únicas.
    No son un apéndice nuestro, a veces caemos en el error de proyectar sobre ellos lo que nosotros no hemos alcanzado pensamos que es lo mejor.
    Qué ilusos!!!!
    Y en ocasiones nos sentimos un poco defraudados y ni imaginamos que nosotros también les defraudamos a ellos.
    Cuando mi madre me decía...cuando estés en tu casa haz lo que quieras...me irritaba muchísimo.
    Y fíjate que siempre pensamos que nosotros no caeremos en los mismos errores que nuestros padres y a medida que pasa el tiempo más nos parecemos a ellos.
    hay dias que mis hijas me dicen: mamá pareces la yaya......
    De todas maneras para construirse como personas deben pasar por todo trance, positivo y negativo?
    Quién de nostros no ha dejado a álguien?
    A quién de nosotros no nos han dejado en alguna ocasión?

    ReplyDelete
  4. Me gusta tu blog, porque en muchas de sus cosas me veo reflejado y coincido contigo...deben ser cosas de la edad...Saludos

    ReplyDelete
  5. Hola Búcaro. Cuando te he leído lo de la edad, entiendo que es así: compartimos una memoria sentimental, de aquello que vivimos y esa memoria nos identifica (es como un guiño, que enseguida nos cogemos). Pero entiendo que eso no quiere decir que no sea también nuestro lo de ahora mismo; yo lo reivindico como mío. No quiero quedarme en el pasado, al contrario, y creo que la creatividad que desarrollamos, por ejemplo, escribiendo un blog, es una muestra de ello. Un abrazo y gracias por venir.

    ReplyDelete