Tuesday, March 28, 2006

SINCERAMENTE TUYO


(Me hubiera gustado muchas veces ser capaz de cantar esta canción que, a mí, me transmite una profunda ternura por las dificultades con las que se encuentra el amor, para realizarse. Si la conocéis le pondréis música, que es como debiera ser leída. Cuando la escuchaba, estaba profundamente enamorado. El amor -dicen- es la situación en la que se ven las cosas tal y como no son. Las dificultades, las diferencias, los otros, nuestras propias limitaciones...no se ven. Somos muy valientes, pero hay tanto con lo que el amor tendrá que luchar...).


No escojas sólo una parte,
Tómame como me doy.
Entero y tal como soy.
No vayas a equivocarte.

Soy sinceramente tuyo,
Pero no quiero mi amor
Ir por tu vida de vistita
Vestido para la ocasión.
Preferiría con el tiempo
Reconocerme sin rubor.

Cuéntale a tu corazón,
Que existe siempre una razón
Escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés
Uno sólo es lo que es
Y anda siempre con lo puesto.
Nunca es triste la verdad
Lo que no tiene es remedio.

Y no es prudente ir camuflado
Eternamente por ahí
Ni por estar junto a ti
Ni para ir a ningún lado.

No me pides que no piense
En voz alta por mi bien,
Ni que me suba a un taburete
Si quieres, probaré a crecer.
Es insufrible ver que lloras
Y yo no tengo nada qué hacer.

Cuéntale a tu corazón,
Que existe siempre una razón
Escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés
Uno sólo es lo que es
Y anda siempre con lo puesto.
Nunca es triste la verdad
Lo que no tiene es remedio
.

(Joan Manuel Serrat)

4 comments:

  1. Yo creo que existen verdades muy tristes, algunas pueden modificarse desde la base como cuando se conserva sólo la fachada de una casa protegida por la ley y se reinventan sus futuros rincones a su espalda. Suena muy bonita la frase de Serrat pero no puedo creer en ella. Me inclino a pensar que no hay muchas cosas que no tengan remedio (la muerte y poco más, nacemos aprendiendo, peleando por la vida) y un montón de verdades tristísimas que mucha gente cierra los ojos para no ver. De ponerles remedio salen a veces por suerte las verdades alegres, los inconformistas saboreamos estúpidamente estas victorias. Un abrazo, Francisco.

    ReplyDelete
  2. La verdad es que consuela más la respuesta de Angéline que la canción de Serrat...
    Un beso verdadero.

    ReplyDelete
  3. Leo “nunca es triste la verdad, lo que no tiene es (pausa maravillosa del autor) remedio” y entiendo algunas cosas, yo, y no sé si me calificarán como optimista, o pesimista, o lineal, o vaya usted a saber. Creo, no, estoy convencida, que todo, nosotros también, funciona a épocas. A empujones, si se quiere. No podemos prestarle atención todos los días al amor, hay otras cosas. Está el deseo, y crecer como individuos, y desarrollarnos, y hacernos fuertes, y seguir un día detrás de otro, que básicamente se trata de eso. El amor, como casi todo, se acaba. Claro. Se agota. Pero abre la puerta a otras cosas, se rompe la camisa para abrirnos en otras direcciones, y eso también es bueno. Porque no todo en esta vida es estar enamorado, ni todo se llena estándolo. La vida sigue, y lo que aprieta el zapato tiene la manía de seguir haciéndolo con pareja o sin ella. De adultos las cosas son diferentes, por bellísima que sea la experiencia. ¿La verdad triste será esa? ¿Que la realidad se impone? ¿Que es difícil sostener una relación? Pues entonces habrá que dedicarle minutos, horas, incluso años a la realidad para adecuarla, para hacerla más dulce, y no sé, embellecerla en lo posible, quintaesenciar lo que sabemos, apoyarnos firmemente en lo que llevamos aprendido. Del amor también. Y entonces, ¿quién no iba a querer tomarnos “entero y tal como soy”? ¿Eh? ¿Quién? Esto no se consigue de un día para otro, ni siquiera sabe uno cuando ha llegado a estar así de estupendo. No hay una luz verde. Lo que pasa es que los demás sí, y acuden, y entonces sigue siendo difícil, pero menos. (Porque ponerme ahora a hablar de esa manía de “hacer piña” para todo, de depender de la otra persona para todo, de creer que te quieren como tú quieres, y no ver, no ver más allá, con lo perjudicial que es todo eso… es ya demasiado largo, ¡y ya está bien!)

    Y Serrat me parece un señor. Y punto, :-)

    ReplyDelete
  4. "Uno sólo es lo que es
    Y anda siempre con lo puesto". Me quedo con esta profunda verdad.

    ReplyDelete