Thursday, March 02, 2006

LAS DEMASIADAS HORAS


Si la literatura es por definición la creación mediante palabras de una realidad con vida propia, este fin de semana he descubierto a alguien que hace literatura. Punto de Lectura publica la novela ganadora del XI Premio de Novela Universidad de Sevilla. Se trata de "Las demasiadas horas" de Joaquín Blanes. El narrador cuenta los últimos años de vida de su padre, un ingeniero que llegó a un perdido lugar del desierto, Nalpa, huyendo del fracaso afectivo de una vida sin amor y al que, nada más llegar, se le reveló que su tiempo se había agotado y ya no tendría una nueva oportunidad. Ese lugar terminal es una especie de gran burdel en el que sus habitantes viven sus contradicciones con toda la naturalidad. Lo sobrenatural y lo infrahumano. La Tota es una especie de chamán que recupera del desierto a las niñas que allí son abandonadas. El alcalde, el cura, el tonto del pueblo. Todo un mundo peculiar en el que te sumerge la lectura apasionante de este libro, muy recomendable y prometedor, como primera novela de su autor.

8 comments:

  1. Habrá que leerlo. Gracias por la recomendación. Ya haré algún comentario cuando lo haya leido. Buen fin de semana. Un abrazo.

    ReplyDelete
  2. No lo conocía, pero me ha llamado la atención por tus comentarios. Promete estar interesante. Saludos y gracias

    ReplyDelete
  3. En el AVE, en el avión, cada vez más, el viaje es ocasión privilegiada para la lectura. Es inevitable pasar horas en aeropuertos, en estaciones, en vehículos. Insufrible. Pero qué lujo disponer de cuatro, de cinco horas, para leer sin interrupción. Sólo así puedo disfrutar de la lectura, embarcándome en la atmósfera, en el mundo envolvente del narrador. Hoy por hoy, el trayecto, para mí, es fundamentalmente, una ocasión de leer.

    ReplyDelete
  4. He leído este fin de semana el libro de J. Blanes. Me ha agradado, pero creo que es un libro fallido. Se nota la estancia del escritor en Méjico y el conocimiento que tiene de la escritura de ese país. Tal vez por eso intenta que el mundo de Nalpa sea semejante al de Comala del "Pedro Páramo" de Juan Rulfo. Pero las diferencias son abismales. La atmosfera que crea Rulfo está muy lejos de conseguirse en este libro. Los personajes son demasiados explícitos y explicados por el autor. En realidad no hay atmósfera y, por otro lado, hay un defecto casi de principante en el narrador que, indistintamente, sin explicación alguna, pasa de ser el hijo a ser el padre. Imita un estilo y eso siempre es peligroso. La trama es correcta y original, pero en novelas de este tipo no es lo más importante. En cualquier caso, seguiré su obra, esperando que consiga una voz propia.

    ReplyDelete
  5. Anonymous3:43 AM

    Agradecimientos:
    Agradezco el comentario favorable que Francisco Aranguren hace de mi novela. Me agrada mucho saber que le ha gustado.
    Agradezco también el comentario, no tan favorable, de javazquez. Acepto de buen grado las críticas. Diré, no sé si en mi favor o en mi derrota, que, efectivamente, la sombra de Rulfo está presente. Nunca la evité, al contrario, quería hacer un homenaje a la herencia literaria que tanto me ha marcado. De todos modos son dos mundos diferentes Comala y Nalpa. No me asusta admitir las referencias, en absoluto.
    Diré también, esta vez en mi defensa, que las voces narrativas cambian siguiendo una necesidad dramática de mayor y menor cercanía con los personajes. En cualquier caso agradezco la sinceridad en su crítica y la asumo como parte de mi culpabilidad.
    Un saludo.
    Joaquín Blanes

    ReplyDelete
  6. Estimado Joaquín: Gracias por comparecer aquí. Del comentario de José Angel Vázquez, que creo valioso y sincero, me quedé con la última parte: seguiré su obra. Creo que es lo más importante. Es un libro que hace esperar otros, lo mismo que hay uno anterior, de relatos, que hacía esperar este. Por mi parte, me gustaría disponer de una dirección electrónica donde contactarte de cara a ese próximo libro que tanto José Angel como yo esperamos. Un saludo y mis mejores deseos literarios.

    ReplyDelete
  7. Seguramente la crítica que hice al libro de J. Blanes es un exceso. Los que somos infatigables lectores y nulos escritores es fácil que perdamos la perspectiva. Como dice J. Berger, toda comparación es jerárquica y, en base a esa premisa hay que decir, porque es de justicia, que "Las demasiadas horas" en absoluto desentona con lo que se publica en la actualidad. Incluso afirmo que tiene la honestidad y la calidad suficiente para que merezca ser leída (recomendación que desgraciadamente hoy es escasa en el panorama de nuestras letras). Por eso digo al final que seguiré, que te seguiré Joaquín, esperando ese libro redondo que confío (y casi apuesto) que llegarás a escribir.
    Un saludo y gracias porque mantengamos el interés por la literatura actual.

    ReplyDelete
  8. Estimados amigos:
    Me gusta ver la botella medio llena y además compartirla amistosamente en alguna velada. Por eso yo también me quedé con la parte positiva de la crítica de José Ángel. Además, él mismo confiesa que le agradó la novela.
    Como escribidor sosegado que soy, no suelo hacer concesiones a textos míos que no me convencen. Con este tuve mis dudas, pero alguien me convenció para moverlo. Tengo que decir que esta novela es una impostura, un homenaje literario. Mi voz, desde luego, es otra, solo que en este caso la quise camuflar de mexicana.
    Lo mejor de estas críticas es encontrarse con lectores voraces como vosotros.
    Ya intercambiaremos intereses literarios o culturales en general.
    Gracias una vez más por las críticas.
    Un saludo.

    ReplyDelete